Actor Político
www.actorpolitico.com
miércoles 22 de mayo de 2019 - Edición Nº1794
Opinión

El procesamiento de Paolo Rocca, los sapos y la unidad antineoliberal

Autor: Pablo Papini

30 nov 2018 -

La última noticia fuerte que se había conocido previo al estallido de la causa de las fotocopias de los cuadernos era la reunión entre el fallecido José Manuel De La Sota y Máximo Kirchner, representativa de la posibilidad de unidad peronista amplia. La última noticia fuerte que se había conocido antes del procesamiento en el mismo expediente de Paolo Rocca, dueño de Techint, era la visita al Instituto Patria de Luis Betnaza, histórico canciller de ese grupo.

Más aún: según escribió Alejandro Bercovich el viernes 22 de noviembre en BAE, banqueros se han visto con CFK; y fondos de Wall Street, con su referente económico, Axel Kicillof. Mientras tanto, Arcor y Grimoldi anotan pérdidas en sus balances, el desarrollador Eduardo Costantini expone en público acerca de pérdidas que dan cuenta de destrucción económica (más allá del lógico malestar que provoca su lamentación cuando tanta gente la pasa mal de veras), Héctor Méndez fulmina al gobierno nacional, uno de sus sucesores en la cúpula de la UIA afirma que reelegir a Mauricio Macri es suicidarse y nada menos que Gustavo Grobocopatel reflexiona que no vería tan mal un regreso de la senadora bonaerense a la Presidencia de la Nación.

Y, sobre todo, el justicialismo no kirchnerista se organiza con la idea de ir a por todo el año próximo, y no, como hasta hace apenas meses se pensaba dominantemente allí, en 2023. Con al menos una parte importante de esa fracción del movimiento decrecientemente convencida de sostenerse en el rechazo a un entendimiento con Cristina Fernández, se completa el cuadro. Tanto una primaria única de la totalidad de las versiones opositoras como la participación de dos de ellas en la primera vuelta, una de las cuales sea capaz de capturar votantes descontentos del macrismo, podrían quebrar la aritmética electoral que consagró al gobierno actual.

Se verá más cerca de la fecha qué opción se escogerá, pero, de mínima, la mejor relación entre los distintos fragmentos no-oficialistas ya habla de un panorama muy distinto.

De La Sota tenía y el resto de los dirigentes de Alternativa Federal tienen una idea diferente al kirchnerismo sobre el modo de relacionamiento que debe tenerse con el segmento del empresariado que empieza a despegarse del cambiemismo. Pero que durante un rato largo integró la alianza social que sostuvo a Néstor Kirchner y a CFK, labrada originalmente por Eduardo Duhalde. En 2015, el capital se había unificado detrás la candidatura de Macri en el balotaje porque sus enfrentamientos con la presidenta mandato cumplido habían llegado a un punto sin retorno. Pero las contradicciones del presente pesan más que aquellas.

La respuesta a todos estos movimientos está en las novedades de la causa de las fotocopias de los cuadernos, el ring en el que se baten a duelo los grupos económicos locales y los intereses transnacionales, sostén último de la CEOcracia, con ramificaciones geopolíticas a partir de la aspiración norteamericana de barrer con la influencia china del continente. Los segundos, que observan con desesperación que su delegado en Balcarce 50 se derrite sin remedio, y que el artefacto partidario que lo catapultó hacia el sillón de Rivadavia no acierta a reconfigurarse, responden a los primeros vía Comodoro Py, para intervenir en el recambio de 2019.

La convocatoria de la jefa de Unidad Ciudadana en Clacso a la construcción de un frente anti-neoliberal, y el llamado de atención a sus militantes en cuanto a la generosidad que es necesaria para ello, también tienen en miras estos episodios. Kicillof, en un reportaje que brindó a La Política On Line, dijo que debe defenderse la rentabilidad de las empresas que hayan invertido en Argentina durante la década ganada. La interpretación es que en la operación ejecutada por Claudio Bonadio se pone en juego capital nacional. Hombres de negocios con los que el kirchnerismo puede haber tenido choques, fortísimos incluso, pero sin los cuales no imagina su retorno al poder ni la posibilidad --siquiera-- de un proyecto alternativo al vigente. Cambiemos no piensa en términos de soberanía, al extremo de hacer sospechar que habrían preferido volver al Fondo Monetario Internacional por gusto, y no obligados por el incendio de su programa.

Desde comenzado el estallido cambiario en abril se habla en esta columna del quiebre del universo empresario como clave de los nuevos vientos. Sólo faltaba que Bonadio lo formalizara.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias