Actor Político
www.actorpolitico.com
viernes 20 de julio de 2018 - Edición Nº1488
Mundo

Ante una multitud, Lula da Silva dio un discurso antes de entregarse: “Mientras más días esté preso, más Lulas van a nacer”

7 abr - Como estaba previsto, el ex presidente brasilero encabezó la ceremonia en el sindicato de las afueras de San Pablo, donde comenzó su carrera política y decidió pasar los últimos días. Desde allí ponderó a Dilma Rousseff, desafió a Moro a realizar un debate y dijo que cumplirá con el mandato de la justicia.

El dos veces presidente y favorito de las encuestas para ganar en las presidenciales, realizó una misa en honor a su difunta esposa, Marisa Letícia, acompañado por Dilma Rousseff y una multitud de seguidores que se acercaron al sindicato metalúrgico de San Pablo.

“El golpe empezó con Dilma y termina con la decisión de que Lula no sea candidato a la presidencia”, dijo el líder del PT y defendió una vez más su inocencia: “Soy el único ser humano imputado por un departamento que no es mío”.

Pese a ello, Lula da Silva admitió en la mitad de su discurso que iba a cumplir con el mandato de prisión. “Me voy a presentar ante el comisario con la cabeza erguida y la historia va a mostrar que los que cometieron un crimen fueron los que me acusaron”, disparó.

“No les tengo miedo. Hagan lo que quieran. Yo voy a probar mi inocencia”, sentenció, y también expresó su deseo de debatir con el juez Moro para que le muestre alguna prueba.

“Cuantos más días me tengan preso, más Lulas van a nacer en este país”, continuó el ex presidente, quien quedará detenido en una cárcel de Curitiba.

En el discurso también hubo lugar para la su compañera Dilma Rousseff, quien estuvo acompañándolo en este momento. “Dilma fue la persona que me dio la tranquilidad de hacer casi todo lo que conseguí hacer en la Presidencia”, esgrimió.

La esposa de Lula, Marisa Letícia, falleció en febrero de 2017 y este sábado hubiese cumplido 68 años. Su nombre también estaba en la causa por la que fue condenado Lula.

Lula, de 72 años, favorito a las elecciones de octubre, tiene orden de prisión desde el jueves, decretada por el juez Sergio Moro, para empezar a cumplir una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

La celda donde estará el líder latinoamericano se encuentra en Curitiba, la ciudad donde opera el juez Moro. Tendrán 15 m2, un baño privado y derecho a dos horas diarias de aire libre.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias