Actor Político
www.actorpolitico.com
lunes 22 de octubre de 2018 - Edición Nº1582
La Plata

Victoria Tolosa Paz: “Nos vamos encaminando a una gran Paso y La Plata no va a ser la excepción”

7 mar - Actor Político entrevistó a la concejala platense de Unidad Ciudadana.

La política de la ciudad de La Plata conoció a Victoria Tolosa Paz luego de la dura derrota del peronismo en manos de la Alianza Cambiemos en todo el país. El justicialismo había apostado a que los vecinos se olvidarían del trágico 2 de abril y nuevamente ofrecía como candidato a Pablo Bruera. En este contexto de desgaste y reorganización, irritaba a propios y extraños al manifestar públicamente que sería la primer intendenta mujer elegida por los platenses.

En menos de un año dejó atrás la muletilla machista de los dirigentes del kirchnerismo local, que la reducían a ser simplemente la mujer de Pepe Albistur. Apostó acertadamente a una construcción referenciada en la figura de Cristina Fernández de Kirchner, con la particularidad de no caer en la lógica camporista que hegemonizaba a este sector político en la ciudad.

Ya en el concejo deliberante, después de haber encabezado la lista de Unidad Ciudadana, se muestra menos confrontativa con los otros sectores del peronismo, nos adelanta que no es momento de hablar de candidaturas y ocupa su tiempo en pensar como los bloques opositores en el concejo deliberante pueden contrarrestar el avance de Julio Garro.

Tolosa Paz se enfoca en la agenda local pero advierte que están dadas las condiciones para que todos los sectores que están en contra de la gestión local se encaminen hacía una gran Paso. La escuchamos.

-El otro día pasamos por Plaza San Martín y estabas hablando del aborto legal, seguro y gratuito. Queremos saber que pensás de esta problemática que golpea tanto a las mujeres más vulnerables.

-Lo manifesté durante toda la campaña. A mí me impresionó mucho el año pasado cuando hice las visitas en las escuelas para dar el debate como candidata de Unidad Ciudadana y la primera pregunta que recibía de una chica de 16 años era: "Victoria, ¿que pensás sobre el aborto?". Es evidente que el debate está instalado.

Yo siempre fui muy clara, siempre estuve a favor de la despenalización. La critica que venía atrás era que estuvimos doce años y no lo tratamos. Cristina se manifestó en contra de la legalización del aborto, en nuestro espacio había compañeras que estaban a favor y querían impulsar el debate, pero nuestra conductora estaba contra. Fue uno de los saldos pendientes, ella tendría que haber habilitado la discusión incluso teniendo una posición contraria.

Quizás el debate no estaba instalado en la calle, no recuerdo manifestaciones tan grandes como la del 19 de febrero en esos doce años. Me parece que se necesita el debate, yo estoy a favor, hay una gran mentira con respecto a que el aborto no se realiza. Se realiza en condiciones de seguridad para las mujeres de clase media y alta y en condiciones que no son sanitarias para las mujeres pobres.

Dentro de los 500 mil abortos que hay por año, uno de cada diez termina en riesgos de vida para las mujeres. A este debate hay que sacarle la careta, no hay ningún país que lo haya legalizado donde las mujeres van a embarazarse e ir en busca del aborto. Tiene que haber un Estado presente que prevenga que las chicas queden embarazadas. Y después una política que garantice que, si la mujer no quiere llevar adelante el embarazo, el Estado garantice los medios para que esa mujer pueda llevar adelante esa dolorosa decisión.

-Eso en cuanto la salud pública. Vamos a la otra faceta, la política. Macri siempre impone la agenda y ser el presidente que permitió que esta problemática se debata en el Congreso ya le está sumando. A la izquierda también porque tienen una posición bastante clara, pero el peronismo es tan amplio que en el mismo espacio se encuentran Gildo Insfran y Mayra Mendoza. ¿Puede generar alguna ruptura hacía adentro?

-Creo que lo que pasó fue que el debate llegó a la calle y el Gobierno no se puede comer otra vez esa mirada que tiene la sociedad de que es un Gobierno que llegó para dialogar y que le de la espalda a esto. La respuesta de Macri a esta demanda fue una respuesta de un Macri que tuvo un febrero negro, que no acertó en nada, y que ya no podía evitar el tema, dándole la espalda a la sociedad. Fue una manera de decir que si el debate está lo vamos a permitir.

Nadie cree que él esté a favor, fundamentalmente porque no despliega ninguna política de prevención sobre el tema. Ni hablar de Vidal que es mujer, gobernadora, y vació todos los programas en los centros de salud y hospitales para prevenir el acceso a la información.

Hay una gran mentira y Macri quiere quedar solamente como el presidente que impulsó el diálogo. Él no va a bancar, su bancada tampoco, escucharon a Massot, no van a estar de acuerdo. El debate se va a dar entre sectores que están profundamente en contra y otros a favor. Creo que habilitó la discusión porque sabe que no va a llegar a buen puerto.

-Ayer kosiner, del bloque Argentina Federal y Felipe Solá del Frente Renovador, dijeron que estaban en contra. ¿Cómo crees que se van a posicionar todos estos sectores?

-Me dijiste el nombre de todos hombres, y cuando veo a seis hombres en la televisión discutiendo sobre el aborto, cuando hay presidentes de bancadas hombres discutiendo el aborto, siento que otra vez caemos en la trampa. Son hombres decidiendo por nosotras. Ya lo dijo Ginés ayer en una entrevista en Letra P, si este problema fuera de hombres ya estaría resuelto. Nosotros las mujeres tenemos que ser claras, hay que escuchar a las mujeres de los bloques, que nosotros representamos a las mujeres de la sociedad. Si pensamos en la vida tenemos que estar a favor del aborto seguro, legal y gratuito.

Para que después si la mujer queda embarazada pueda decidir. Hay mucho caretaje, tiene que ser legalizado para evitar muertes y necesitamos que las que hablen sean las mujeres.

-Lo hablamos off the record pero hagámoslo por acá también. Hubo un hecho político en Unidad Ciudadana y tiene que ver con la salida de Guillermo Escudero del bloque que conduce Florencia Saintout. ¿No es medio insólito teniendo en cuenta que llegan con la misma lista?

-No me merece ninguna opinión, si se cambia de bloque habrá que preguntarle a él. Me parece que durante el 2018 va haber reagrupamientos de compañeros que sienten que en un momento los conduce un sector de Unidad Ciudadana, en otro los intendentes, luego un gobernador. Son movimientos naturales, no es noticia cuando una legisladora de Lousteau termina en las filas del macrismo. Nosotros no hablamos tanto de esas cuestiones, no gasto energías en ver como se mueven nuestros propios compañeros. Estoy convencida que los distintos bloques del peronismo van a tener una agenda en común para frenar a Macri, Vidal, y Garro. Es la lógica de un movimiento en busca de conducción. En el 2019 vamos a estar todos juntos.

-Hablando de unidad, hay un tema fetiche en La Plata y es tu relación con Florencia Saintout. ¿Cómo vienen de cara al 2019?

-Con respecto al 2019 no es momento de hablar de candidaturas, teniendo en cuenta que este 2018 tenemos que estar todos buscando la unidad del campo nacional y popular. Yo tengo una tarea que está completamente en el concejo. A eso estoy abocada, de llevar adelante la voz opositora. Hubo dos sesiones extraordinarias en febrero, hubo una sesión donde la agenda se acotó a lo que Fernando Ponce (presidente del Concejo) dispone.

En este marco, ella nos representa muy bien en la legislatura. Todo lo demás es la construcción de dos mujeres de la ciudad y cada una tiene una tarea. Hablar de candidaturas es un error, estoy abocada a ser concejal y buscar puntos de encuentro en los bloques opositores al Gobierno de Garro.

Esto quiere decir cómo nos ponemos de acuerdo con Un País, con Miguel Forte, con Fabian Lugli, con Lorena Riesgo. Yo estoy en eso.

- ¿En el concejo de La Plata eso es posible?

-Sí. Tenemos temas en común con los otros bloques opositores, como el de la transparencia. No hay que buscar en que estamos en desacuerdo, por algo venimos de sectores diferentes, sino buscar en que estamos de acuerdo con esos unibloques. Hay que tener una mirada común.

Es muy difícil que formemos un bloque, pero si se empieza a ver que los doce concejales tenemos miradas parecidas con respecto de las políticas.

-Que actores políticos de la ciudad no pueden faltar para poder competir con Garro ¿Quién tiene que sumarse?

-Todos aquellos que tenemos una mirada común, que es que Garro efectivamente va a generar condiciones en la ciudad cada vez más injustas, más desiguales, y no atiende los problemas de la ciudad.

No se le puede cerrar las puertas a nadie. Todos tienen que ser invitados para ver como frenamos la política que lleva adelante Garro, una política que trae condiciones de pobreza y desigualdad para todos, que encima no tiene una gestión sobresaliente. Vinieron a proponer transparencia y es la gestión menos transparente que los platenses recuerden. Hoy entras a la página de la municipalidad y no podés ver ni siquiera el presupuesto que aprobó este concejo deliberante en diciembre, no está disponible. No hay ninguna mejora en la transparencia de la gestión pública que es lo que vinieron a decir.

Tenemos grandes debates por delante: el código de reordenamiento urbano, el otro es el código de convivencia. No tenemos ni siquiera el proyecto del ejecutivo para poder leerlo. Garro toma decisiones a través de decretos municipales que no son ni publicados y compartidos con los concejales. No está cumpliendo nada de lo que prometió.

Hay que llamar un gran debate en la oposición para ver qué ciudad queremos para el 2019 y construir una alternativa política.

-Puede ser a través de una gran Paso.

-Sí. Nos vamos encaminando todos a una gran Paso y La Plata no va a ser la excepción. Necesitamos una Paso para que se pueda debatir entre todos los sectores, con las distintas representaciones, que candidato y que ciudad queremos.

-Sobre Vidal: Venimos de la reforma del BAPRO, el cierre de escuelas, las paritarias docentes, teníamos la impresión de que gozaba de un cierto blindaje, de que nada la golpeaba. Ahora parece que empieza a recibir sutiles críticas.

-El mes negro también fue para Vidal. Me parece que la gobernadora está sufriendo un desgaste, producto de que no tiene una buena gestión, producto de que lo que vino a prometer no puede ni quiere cumplirlo. Uno recuerda cuando era candidata diciendo irresponsablemente que los docentes tienen que ganar 40 mil pesos por mes. Decía que quería garantizar los servicios básicos a la población más vulnerable de la provincia y ella hace un vaciamiento de la salud pública, cierra las escuelas del delta, no resuelve la cuestión paritaria para los docentes, impulsa la modificación de las jubilaciones para los empleados del BAPRO, y al mismo tiempo vemos esos ñoquis que tenía como asesores. Se empieza a notar el doble discurso, que por supuesto conserva este blindaje mediático que la necesita limpita para el 2019, pero sin embargo la opinión pública no logra una mejor calidad de vida. Vinieron a garantizar eso y hace lo contrario, fue el mes más negro.

-Rodriguez Saá dice que hay 2019.

-Alberto tuvo un gran acierto. Demostró su capacidad comunicacional peronista que es síntesis: hay 2019. Esto en el imaginario comienza a construirse. Nos vino a decir a todos desde San Luis : “muchachos las cartas no están echadas, en el 2019 Macri no gana”.

Tuvo una capacidad muy grande en plantear una idea que en 2019 hay una victoria posible. Lo planteó después de la reforma previsional, vio los movimientos en el Congreso, sindicales, lo leyó y terminó en esa síntesis de que hay 2019. Me parece que tuvo esa síntesis perfecta de que hay posibilidad de ser gobierno.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias