Actor Político
www.actorpolitico.com
martes 17 de octubre de 2017 - Edición Nº1212
Actores

Grabois dijo que la polarización política es "teatral" y marcó que la "la grieta real es la socioeconómica”

10 oct - El secretario general de la CTEP fue entrevistado por el diario El País dónde habló del Papa, de la coyuntura económica Argentina, y del Gobierno de Mauricio Macri.

El abogado de los trabajadores excluidos defendió la postura del Papa de no visitar al país y deslizó una pequeña crítica al deslizar que el argentino “se cree el ombligo” del mundo y piensa “que el pobre Francisco está obsesionado cada día mirando cada detalle de lo que pasa en la política”. “Hay pueblos que la están pasando muchísimo peor que nosotros”, argumentó.

En cuanto a la realidad del país desde que Mauricio Macri tomó las riendas de la Nación, Grabois consideró que Argentina “está peor en muchos aspectos”. “Estaba mal en 2015 y está peor ahora, en especial en la situación económica de los sectores más pobres”, indicó, aunque aclaró que el Gobierno tiene posibilidades de revertir esta tendencia.

El problema real que destacó el joven dirigente es el discurso que ejecuta el Gobierno Nacional y el advenimiento de un “populismo de derecha”. “Está avanzado un discurso intolerante”, advirtió.

“Ese 70% que está dentro del sistema y ve sus condiciones laborales deteriorarse, problemas de inseguridad, y frente a eso hay dos maneras de verlo. Una es buscar las soluciones reales a los problemas, y poner la presión sobre los que están más arriba. Y otra es descargar la frustración con los que están más abajo. Esa es la estrategia del populismo de derechas: utilizar como chivo expiatorio de los problemas sociales a los que están más abajo. Y eso es muy dañino. Que el discurso diga que los malos de la película son los pueblos originarios, los niños, los migrantes, los trabajadores de las cooperativas, los vendedores ambulantes, los cartoneros… crea un clima general de intolerancia”, explicó.

Juan Grabois también fue duro con el discurso de la “grieta” y señaló que es una estrategia “casi teatral, una sobreactuación de parte de ambos bandos porque les conviene polarizar la situación en términos electorales”, y marcó que la grieta real es la “socioeconómica”.

“Son los muros invisibles y a veces visibles que separan a los vecinos de las 4.100 villas que hay de los de un barrio de clase media. Hay un sector que se va hundiendo cada vez más en la periferia, en la miseria, en la desesperanza, que va siendo carcomido cada vez más por el narcotráfico y donde la única barrera de contención somos los movimientos populares. No se lo pone la policía, que es cómplice del narcotráfico, ni el Estado, que llega a la puerta de la villa, negocia con el puntero político y se va cuando terminan las elecciones. En algunos lugares lo pone la Iglesia, donde tiene presencia, y en la gran mayoría de estos barrios los que estamos todos los días somos los militantes populares”, concluyó.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias