Actor Político
www.actorpolitico.com
lunes 22 de julio de 2019 - Edición Nº1855
Actores

Marcelo Leyria: “Se acabaron los tiempos de Rockstars en la política y llegó el momento de la humildad”

15 mar 2017 -

Marcelo Leyra viene recorriendo desde el 2015 toda la periferia de la ciudad de La Plata con un novedoso proyecto social: “La Fundación Soñar”. Inspirado en la figura del Papa Francisco y empapado de las problemáticas reales de los vecinos más humildes de la capital provincial, se metió de lleno en el barro de la política platense y se animó a dar la discusión adentro del Frente Para la Victoria.

En una ciudad acostumbrada a la “rosca” entre los dirigentes y a las internas dentro del propio justicialismo, Leyria se anima y dice que el código de la política cambió y que para ganarle a Macri en el 2019 hay que tender puentes entre los compañeros. “Llegó el momento de la humildad, se acabaron los Rockstar”, dispara la joven promesa del espacio de Walter Abarca.

Su mirada social de la política hace que no encuentre aristas para destacar de la gestión de Julio Garro y los denomine como un grupo de tarjeteros que entienden la municipalidad como si fuese un boliche. “A Garro le tiraron un camión de plata y no sabe cómo gastarla, ese es el grado de inoperancia”, y nos marca como Abasto, Olmos y Villa Castells fueron abandonadas social y productivamente por la Alianza Cambiemos.

Su particular definición es que su espacio no está en campaña política, sino en una campaña social: “Lo nuestro es una gran lucha contra la indiferencia”. Esto hace que su irrupción en la ciudad de la “rosca” sea algo novedoso para la política local. “Nuestra particularidad es que sabemos que servir es poder, y somos poderosos en ese sentido, servimos”, nos dijo.

Sin una palabra de más, sin exagerar una oración, sin sobreactuar, Leyria dialogó durante más de una hora con Actor Político.

Actor Político: Estamos en un año electoral y en la ciudad de La Plata no hay ningún dirigente que tenga su candidatura asegurada, ni en la dirigencia ni en el electorado. ¿Esto genera incertidumbre o es positivo que se discuta y los dirigentes sigan caminando?

Marcelo Leyria: En política nadie tiene asegurado nada. Pero el peronismo tiene buenos candidatos, de ambos géneros. Vamos a tener un buen desempeño electoral. Venimos de un proceso donde el intendente propio perdió, no hay gobierno local, ni nacional, ni provincial. La única vez que pasó fue en el inicio de la democracia. Creo que se está trabajando para que se le pueda ofrecer a la sociedad una alternativa política. Está claro que la ciudad está peor que con Pablo Bruera, y paso un año y medio desde que asumió Julio Garro.

AP: En 2015, los hermanos Bruera le ganaron una interna a Florencia Saintout y La Cámpora. Hoy esos dos espacios tienen una alianza en el concejo deliberante que se perfila también a ser electoral. ¿Cómo juega esto para los que quieren renovar los perfiles de los candidatos?

Marcelo Leyria: Son dos coyunturas distintas, eso, por un lado. Por otro lado, ese proceso fue producto de una interna. Seguramente ahora en el 2017 también se va a dar una interna. Ante un gobierno distinto al nuestro, tan adverso, es obvio que vamos a confluir en un espacio común. Después de las internas iremos a un proceso de síntesis. Hay muchos candidatos, pero después de las PASO se va a fusionar fuertemente. El adversario no es el compañero que tiene una mirada distinta, el adversario es el oficialismo.

AP: Hay un sector muy fuerte del peronismo que no discute a Cristina sino a su estructura de poder, que fueron los estrategas de la derrota del 2013 y del 2015. Está claro que no se van a aceptar dedazos y lapiceras en los distritos.

Marcelo Leyria: Lo que veo es que eso no lo van a dirimir los dirigentes sino la sociedad, la sociedad va a decir quien tiene la lapicera. Siempre se discutió por que no se habilitaban internas a nivel nacional y en el 2013 en La Plata hubo una interna trucha con boleta blanca. Cuando el gobierno es poder es lógico que las decisiones las toma el que gobierna. Todos sabemos que las internas del peronismo no son para nenes de pecho. Hay cosas que erosionan el voto.

Empezó a cambiar la idea: que aquel que vaya caminando y construya lazos con la política y la sociedad es representativo a la hora de tomas decisiones. No hay más margen para los que hablan en nombre de Cristina. Tenemos la voluntad que se ponga blanco sobre negro en los últimos dos años. Ahora se plebiscitan los dos años de Vidal y de Garro. Y con matices hay un gran frente contra Macri. Hay compañeros del Frente Renovador que tienen línea peronista y saben que este gobierno está en contra de los triunfos de Perón, Néstor y Cristina.

AP: Antes de la movilización de la CGT hubo una foto en el sindicato del hipódromo donde todos los dirigentes peronistas de la ciudad se mostraron en unidad. ¿Esto hubiese existido antes del 2015?

Marcelo Leyria: No hubiese existido porque las políticas eran a favor del pueblo y había una conducción inobjetable que la llevaba cristina. La gente optó por el cambio y ahora hay que ver como ese proceso empieza con todos los compañeros, acá en el peronismo de la ciudad no sobra nadie, pero si no hay sinergia entre los dirigentes están las PASO.

AP: El otro día estuvieron en el lanzamiento de Tolosa Paz. Los notábamos más cercanos a empujar una candidatura de Valeria Amendolara. ¿Esto tiene que ver con generar lazos entre todos los sectores o está atado a una estrategia electoral?

Marecelo Leyria: Tiene que ver con una mirada muy nuestra, de tender puentes con el compañero. Nosotros cuando vemos un compañero y nos invita vamos. Tenemos más cosas en común que diferencias.

AP: La gestión de Julio Garro viene golpeada por denuncias de corrupción entre sus funcionarios, inseguridad y falta de reacción ante las crisis. ¿Cuáles son las falencias más graves que sufren los vecinos?

Marcelo Leyria: Lo primero que vemos es que la plata no le alcanza a la gente, primera observación. Como no alcanza los pibes no toman leche, la familia no come carne, a partir de ahí una descomposición de un montón de cosas. En materia de seguridad es tierra de nadie, la policía no hace inteligencia, no hace prevención de delitos. Hay mucha gente que dice que tienen una relación íntima con la delincuencia.

Me llama la atención el grado de ligereza con que esta gestión local aborda la cuestión del espacio público. Es impresionante, no hay control en materia de tránsito en la noche, con el tema de las motos, los ruidos, con el uso del espacio público, con la venta ambulante, no regulan las ferias. Era algo que se había ordenado, vos tenías artesanos y manualistas. Hoy hay manteros que Cambiemos autoriza a funcionar. Están llevando esta ciudad a ser la salada. Por ejemplo, el Parque Saavedra, ellos con tal de recaudar autorizan el comercio ilegal.

La gestión municipal es un grupo de tarjeteros que cree que la municipalidad es un boliche. Eso es garro, así funcionan. Y así se murió un pibe el otro día en medio de Plaza Moreno en un accidente insólito.

AP: ¿La calidad de vida del platense no viene deteriorándose desde la última gestión de Pablo Bruera?

Marcelo Leyria: Cualquier transición no te puede llevar más de 40 días. Acá pasaron 14 meses y no se encontraron con la ciudad, pasaron catorce meses y no lo hacen, lo decimos con conocimiento de casusas: desde enero del año pasado que no paramos de circular en la ciudad, esto que vemos lo tratamos de sintetizar, vemos violencia de género, muchos abusos, muchos pibes sin documentos. No hay que ir al chaco, Olmos y Abasto, acá en la capital de la provincia, están olvidados, desde lo social y lo productivo.

En vez de salir a juntar las ramas después del temporal, estaban pintando los cordones. Así actuó Garro cuando la ciudad había sido desbastada. A Garro le tiraron un camión de plata y no sabe cómo gastarla, ese es el grado de inoperancia. No saben hacer licitaciones, programas, no pueden ejecutar plata, le dieron de vialidad once millones y no saben hacer los trámites para gastar la plata. La impericia es terrible.

No todos los problemas arrancaron ahora pero sí vimos que se aumentaron por ineficiencia y otros por la política neoliberal del gobierno de Macri, que empieza a implosionar en diferentes aristas: basurales, desempleo, baja del consumo, cierre de locales, los pequeños centros, el problema de EDELAP. La política se tiene que poner los pantalones largos, si alguien sopla se corta la luz. Hay falta de agua y mala calidad, en Villa Castells hay tanques en la esquina. Una regresión. Falta la extensión de la red de gas, la garrafa social ni noticias, la garrafa social no existe más.

AP: Es paradójico porque justamente son servicios que multiplicaron su precio en las tarifas…

ML: Escuchamos a la gobernadora Vidal todos los días, medio como retándonos, estamos haciendo todo esto…El transporte en los barrios está cada vez más en extinción, hay un fuerte deterioro de las escuelas y los hospitales públicos. No son problemas que empezaron ahora pero todos se aceleraron, se agrandaron.

Faltan centros de salud en los barrios y se registra una creciente pérdida en la edificación en las afueras de La Plata, falta la iluminación en los espacios públicos. También hay una nula transparencia en el presupuesto de la ciudad.

Nosotros se lo pedimos por escrito al presidente del concejo, Fernando Ponce, él se negó a entregarnos el presupuesto municipal. Le presentamos un pronto despacho y estamos esperando que transcurran los 30 días que tiene de tiempo para contestar. Si no contesta se toma ese silencio como una negativa a mostrar el presupuesto.

Podemos usar dos palabras para definir la gestión: impericia y falta de transparencia. Eso es la gestión de Julio Garro.

Está claro que no todo estaba solucionado, pero somos testigos de que todo empeoró.

AP: Nos gustaría saber, que nos expliques, de que se trata la Fundación Soñar.

ML: Nosotros, con el diputado Walter Abarca habíamos instalado una fundación, veníamos trabajando con pequeños productores en el interior de la provincia de Buenos Aires. Después vimos la necesidad de estar cerca de los vecinos y se nos ocurrió buscar algo que sea móvil para dar cercanía. Queríamos estar cerca de la gente y nos parecía que una copa de leche o un local era una cuestión muy estática.

Se nos ocurrió hacer una oficina móvil para dar ayuda social y asesoramiento jurídico y justo en ese momento en que estábamos pensando como podíamos armar esto, tuve la oportunidad de reunirme con el Papa Francisco, producto de mi militancia católica. Entonces cuando le conté la idea le pareció fantástica. Me dijo que era eso lo que él quería que hagan los dirigentes sociales, estar cerca de la gente. Concretamente me dijo “andá y poné las manos en el barro”. Su santidad plantea que haya dirigentes políticos que se parezcan a sus pueblos y que estén con el pueblo.

Por eso cuando vamos a Olmos, a Abasto, cuando estamos en el cordón frutihortícola, en Los Hornos, en San Lorenzo o Villa Elvira, estamos en contacto con la necesidad y el dolor de la gente. Esto que plantea el Papa de tener olor a oveja tiene que ver con eso y es eso lo que no tiene esta gestión que está gobernando, no tienen contacto con la realidad, no les llega el dolor, son indiferentes a eso.

Lo nuestro es una gran lucha contra la indiferencia, no somos indiferente al que se queda sin trabajo ni a la trata de personas o la exclusión. Nosotros luchamos contra la indiferencia y todo lo que hacemos está en el marco de ese pensamiento. Por eso es un trabajo tan genuino. Es bueno lo que hacemos porque detrás de eso hay un convencimiento y una convicción de hacer algo de verdad.

AP: El Papa dice que la política es la más alta expresión de caridad. Ustedes empezaron caminando y hoy se están metiendo en la discusión política.

ML: Otra cosa que dice él es “servir es poder” y nosotros somos muy poderosos en ese sentido, porque servimos. Eso nos da la confianza necesaria para decir que tenemos algo para dar, tenemos una mirada política que es distinta a la del resto, que tiene una particularidad.

Nosotros no hacemos una campaña política, es una campaña social. Nosotros estamos trabajando de forma verdadera. Es un trabajo que lo hacemos para la fe y no para la foto.

Cada vez más se nota que no llega el Estado a los barrios, no llega con obras, pero tampoco llega la asistencia. Hoy se está gobernando para los ricos, también en la ciudad de La Plata. Con la sola voluntad de decir queremos dialogar no alcanza. Con el diálogo no se come, no se paga el alquiler con el diálogo.

AP: Eso de tender puentes, de ir a la periferia, como se tienden puentes entre los dirigentes, la política es más tacaña.

Marcelo Leyria: Yo creo que los nuevos dirigentes, la nueva política, ejercita esto de tender puentes y hablar entre nosotros. Se terminó el dirigente político que era un rockstar, este es un momento de humildad, el que no entiende eso no entiende el nuevo código de la política: la de servicio, para servir y no servirse, este es el nuevo peronismo, está codificado, tienen un ADN que es ese.

AP: ¿Ves algún dirigente del Frente Para la Victoria con estas características?

Marcelo Leyria: Nosotros vemos en Randazzo y en Veronica Magario, dirigentes nacional que interpretan el momento histórico del peronismo. Y son quienes deberían iniciar el proceso del peronismo que se viene, del peronismo de los próximos 15 años, proceso que aún no se inició.

AP: ¿Qué decís de la chicana de otros dirigentes que le apuntan por guardarse un año entero?

Marcelo Leyria: Él maneja sus tiempos y tiene sus razones. Si lo decís por Clarín tenés que saber que mienten, para hablar a favor o en contra. Siempre mienten. Es una opereta. Nosotros venimos trabajando con Walter Abarca, que discutirle kirchnerismo es como discutirle a Giunta como ser el 5 de Boca, y me parece que tuvo la convicción de acompañar con Néstor y que vean en él un capital enorme. Siempre dice una frase que tienen que ver con que el peronismo es todo en la sociedad, pero sin el kirchnerismo no alcanza.

Estamos en una coyuntura en donde los dirigentes nacionales tienen que entender que no está en juego su ego, está en juego el pueblo, los que menos tienen, y a la larga esto va a primar en Nación, Provincia y acá. Todos lo están viendo. Fue un planteo de Walter que recién ahora se está entendiendo: que en el peronismo no sobra nadie. Y vemos desde el kirchnerismo en el flaco Randazzo la rebeldía de Néstor, él tiene ese elemento.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias